MARTES Y TRECE

Publicado: marzo 23, 2013 en TELEVISIÓN
Etiquetas:, , , , , ,

images

Josema Yuste y Millán Salcedo. Millán Salcedo y Josema Yuste. Tanto monta, monta tanto. Repartir sonrisas. Regalar vida. Este dúo cómico, anteriormente trio (no me olvido de Fernando Conde), ha sido una de mis tablas de salvación en momentos difíciles de mi vida. Y los que quedarán. No son sólo “Encanna Encanna”. No son sólo inolvidables Nocheviejas. No son sólo dos simples humoristas.

Como muchos españoles  de mi generación, mi primer contacto televisivo con Martes y Trece fue a través de unas empanadillas de Móstoles y una locutora de radio un tanto descolocada. No sabía que aquel día se iba a sellar a sangre y fuego una relación que a día de hoy, y ya disuelto el dúo cómico, sigue activa.

No quiero entrar en la supuesta lucha de egos, el supuesto mal rollo que al final sobrevolaba los platós durante la grabación de sus programas ni nada de eso. De ellos me interesaban los resultados y los efectos que tenían sobre mí. Ingeniosos. Äcidos. Cínicos. Incorrectos. Irrepetibles. Inolvidables. Geniales.

He de reconocer que soy más de Millán que de Josema. Y no sé por qué. Será que tenemos raíces manchegas. Será porque siempre me sacaban parecido físico con él. Será. La cosa es que esperaba ansioso que llegaran las Navidades para poder disfrutar de sus especiales de Nochevieja que se convertían en clásicos del humor patrio según se estrenaban. Era todo un ritual. Se reunía parte de la familia, no toda, porque la Nochebuena siempre ha sido el día de la gran reunión familiar. En petit comité se disfrutaba de una cena diferente a lo que el resto del año pudiéramos llevarnos a la boca y se aligeraba para poder estar atentos al especial de cincuenta minutos que nos tenían preparados estos muchachos. Arte. Risas. Surrealismo. Carcajadas. Locura. Llanto. Cargaba las pilas para todo el año que se presentaba por delante. Meses recordando sketches. Meses imitando escenas con amigos, repitiendo sus coletillas hasta la saciedad, intentando gesticular como ellos…meses formando parte de mi vida. Así hasta el día de hoy.

Tras la ruptura profesional y, seguramente, personal, he seguido la trayectoria de Josema y Millán por separado. He visto películas donde participaba Josema (Adiós  Tiburón, El asombroso mundo de Borjamari y Pocholo, La venganza de Ira Vamp…), he leido libros de Millán (Sufro bucho, En mis trece…) y he ido al teatro. Soy más de Millán.

De verde en cuando fue una catarsis de toda mi vida relacionada con Martes y Trece. Gracias Millán por ser tan grande, por haber creado un estilo propio de humor, por seguir sorprendiendo y emocionando sin olvidar de donde vienes. Hacer reir y llorar al mismo tiempo, pocas personas son capaces de conseguirlo.

Gracias Josema. Gracias Millán. Seguís siendo vida para mí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s