disco

El mes de marzo se cumplieron 24 años de la publicación del album Like a prayer de Madonna. Atrás quedan los rescoldos de provocación de vírgenes retozando en góndolas, chicas interesadas sólo por el dinero, adolescentes preñadas con problemas familiares y demás…Con Like a prayer no llegó el escándalo. Con Like a prayer comenzó el escándalo.

Escándalo: “dícese de aquel hecho o dicho que causa gran asombro e indignación en una o varias personas por considerarlo contrario a la moral”. A la moral de cada uno obviamente y Madonna sabía que botones apretar para que los resortes saltaran.

images (1)Su primer single, Like a prayer (que da título al album) fue la gran bomba de apertura del disco. Precedido por una campaña publicitaria multimillonaria de Pepsi, la canción no defraudó y el videoclip que le arropaba cayó como un jarro de agua fría. Un crimen, un chico negro injustamente inculpado, cruces ardiendo, un santo negro, estigmas en las manos de la cantante…Todo listo para estallar. Pepsi retiró la campaña publicitaria consiguiendo mayor repercusión para la marca y la propia Madonna.¡Qué casualidad! Pepsi, ese año, terminó con muy buenas ganancias y Madonna cobró los 5 millones de dólares de su contrato pese a ser cancelada la campaña. La vertiente más conservadora americana se enzarzó en un debate contra los defensores exacerbados de la libertad de expresión. La hipocresía de siempre en la sociedad americana elevada a la enésima potencia. Y mientras, Madonna veía cómo se disparaban las ventas del disco, aumentaba su popularidad y hasta copaba los informativos. Este single ha llegado a vender más de 9 millones de copias.

Express_Yourself_Single_coverPara seguir manteniendo viva la llama del escándalo Madonna lanzó Express Yourself como segundo single. 400 millones de las antiguas pesetas (2.400.000 euros) costó la producción del videoclip, dirigido por David Fincher ( Seven, El club de la lucha, El curioso caso de Benjamin Button, La red social…). Un imaginario visual cargado de referencias al film Metrópolis de Fritz Lang y a una estética basada en la dominación y la sumisión, donde el modelo Cameron Alborzian juega un papel muy importante. “Sin el corazón no hay conexión entre la mano y la mente” así rezaba el final del videoclip cerrando una canción que hace referencia a la liberación de la mujer, la igualdad frente al hombre e incluso su superioridad. Madonna guerrera.

Tras estos dos megahits, y ya con la atención de todo el mundo puesta en Madonna y sus pasos, el disco se hace mas complaciente en su promoción extrayendo Cherish como tercer single. Una canción pop al uso, con estribillo muy pegadizo y un video clip en blanco y negro dirigido por Herb Ritts. La cara b de este single contenía una canción inédita titulada Supernatural. ¿Por qué Madonna desecha o coloca en posiciones inferiores temas tan buenos como éste sin incluirlos en un disco en condiciones?.

 

Se publica Oh Father como cuarto single. Un baladón impresionante en cuya letra se refleja un paralelismo entre su relación paterno-filial (Madonna arremete contra la figura de su padre tras la muerte de su madre) y la de ella frente al catolicismo. Otro video clip en blanco y negro dirigido por David Fincher en este caso, repitiendo, ya por segunda vez, como creador visual en este album.

Tras esa balada, y para terminar de reconciliarse con sus detractores, publica como quinto single Dear Jessie, una especie de nana infantil pasada por el tamiz del más puro pop, y con una clara alusión a la figura de Jesucristo. Todo miel y azúcar para contrarrestar el sabor ácido que habían dejado sus anteriores singles.

Like a Prayer va más allá de estos singles. Pop, Funk, Gospel, potentes melodías y baladas hipnotizantes completan este trabajo donde, incluso, Prince colaboró en un dúo con Madonna, Love song. Eso sí, cada uno desde su casita porque nunca coincidieron en un estudio.

Con más de 15 millones de copias vendidas de este trabajo, la crítica y el público mayoritario destaca este álbum como el mejor de la carrera de Madonna. Yo diría que fue el disco más mediático, en una época donde cualquier salida de tono era considerada una provocación y/o un escándalo. Un disco complementado con una gira extensísima y llena de polémica. La revista Rolling Stone sentencia diciendo que este disco es ”lo más cerca que ha estado la música pop del arte”. Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s