images (1)

Por 25 pesetas cada uno, díganme programas que marcaron su vida personal y profesional. Como por ejemplo: Un, dos, tres…responda otra vez.

La Biblia de los concursos en la historia de la televisión, el vademecum del entretenimiento patrio durante mas de tres décadas y el bálsamo catódico más potente contra el aburrimiento, las preocupaciones y problemas arrasó emocional y visualmente conmigo desde que tengo uso de razón. Como los domingos ir a misa para los católicos practicantes, así entendía el sentarme cada semana frente al televisor para ver la nueva entrega del concurso. Fue una religión para mí. Y toda la veneración obsesiva que practicaba hacia el concurso tuvo sus consecuencias. 

Por suerte o por desgracia, este concurso hizo que, inconscientemente, mis inquietudes académicas, y por ende, profesionales siguieran la senda que hoy siguen. No sin dificultades.

 Mi Un, dos, tres es el de Mayra Gómez Kemp. Kiko Ledgard (primer presentador del concurso) en blanco y negro queda un poco lejos de mi memoria. Y los sucesores de Mayra ( Jordi Estadella, Miriam Diaz Aroca, Josep Maria Bachs, Luis Larrodera), aunque estuvieron bien, no llegaron a igualarla ni por lo más mínimo.

mayra

 Mayra Gómez Kemp. Grande como profesional. Grande como persona. Su elegancia, su saber estar ante una cámara, su locuacidad, su risa, o más bien su carcajada, me hipnotizaron desde el primer momento. Nunca un presentador/a ha podido conseguir ni de lejos lo que ella consiguió de una manera tan natural.

Más de diez horas de grabación y constantemente de pie. siempre con una sonrisa, con un talante positivo para realizar su trabajo y con un inmenso respeto a su trabajo, al público y a sus compañeros. Chapeau!.

123foto912Chicho Ibañez Serrador, el creador de esta obra de arte televisiva, fue mi inspiración  para guiarme en la selva profesional en la que estoy metido desde hace más de quince años. Y sigue siéndolo. Con sus pros y sus contras. Tanto bueno como malo he oido de Chicho. Me quedo con su obra.

Pionero en algunos casos, innovador en otros, y en cualquier caso, un gran creador de formatos y un profesional digno de los más altos elogios. Con Mis terrores favoritos, con Historias para no dormir, con Waku Waku, con Luz roja, con Hablemos de sexo y, obviamente, con Un, dos, tres…responda otra vez, supo definir el concepto global de realizador de televisión.

 

 El concurso constaba de tres partes. Una tanda de preguntas donde tres parejas competían durante varias rondas para alzarse con el primer puesto de respuestas acertadas y volver la semana siguiente. Para ambientar la primera parte estaban las Tacañonas (Tacañones en sus comienzos) , tres mujeres sacadas de otra época y que corregían errores en las respuestas y se alegraban del poco dinero que pudieran conseguir los concursantes. Las hermanas Hurtado, Teresa, Fernanda y Paloma, bordaron este papel durante años.

 123foto744Imborrables de mi memoria las presentaciones de los concursantes por parte de las azafatas. Estas eran un pilar del concurso, pues no sólo ejercitaban como tales sino que acababan siendo protagonistas de números musicales cantando y bailando. Me quedo con Kim Manning, una californiana que me llegó al corazón. Incluso llegué a asistir como público al Show de la una porque lo presentaba ella junto a Fernando Carrillo un galán de telenovelas del momento. Tanto fue el éxito con el público español que no sólo llegó a presentar este programa, sino que participó en series como Manos a la obra o London street. De ella me llevé dos besos y un autógrafo. Y tan contento.

La segunda fase era la eliminatoria, donde las dos parejas perdedoras de la tanda de preguntas se sometían a pruebas físicas adornadas con mucho humor para disfrute de todos. De ahí salía vencedora una pareja que pasaba a la tercera fase: la subasta.

La subasta era el gran bloque del concurso donde humoristas, cantantes, magos y una variopinta gama de personajes amenizaban la decisión por parte de la pareja de concursantes de ir eliminando regalos hasta quedarse con uno al final. Beatriz Carvajal haciendo de La Loli, una prostituta gangosa; Fedra Lorente haciendo de La Bombi, exuberante e ingenua mujer; Raul Sender, Arévalo, Antonio Ozores, Dúo Sacapuntas, Juan Tamariz, el mago con mayúsculas, Silvia Abascal interpretando a una niña poseida…¡¡¡Fueron tantos!!!.

coche602Apartamentos en Torrevieja, coches (ese Seat 124 Supermiriafiori o el Ibiza…), joyas, abrigos de piel, viajes de ensueño, barcos, millones de cerillas, sartenes, hojas de papel, gallinas y hasta una tuna para rondar tu casa. Se regalaba de todo. Incluso hasta la mascota. El programa tenía una mascota (la calabaza Ruperta fue la más conocida) que jugaba un papel importante en la subasta. A Ruperta le siguieron Botilde, el Boom y el Crack, el Chollo y el Antichollo…

 El día en que se emitía el Un, dos, tres era mi preferido de la semana. Me emborrachaba con todo su contenido y la resaca duraba toda la semana. ¿Cuántas veces habré jugado con los amigos a este concurso de manera casera improvisando con lo que se tenía para poder disfrutar más del programa?. Sacaron un juego de mesa (y tanto y tanto merchandising más) peo no era igual. Imaginación al poder.

setconcurscamaras1987

Tengo grabado a muerte cual trauma incurable el mayor castigo que mis padres pudieron imponerme, que fue el de irme a la cama sin poder ver un programa del Un, dos, tres…concretamente el dedicado a la ciencia ficción. Mi hermana iba y venía en los intermedios (ahora llamados descansos o cortes publicitarios) para decirme qué pasaba en el programa y qué regalo habían dejado o iban guardando mientras yo no podía dejar de intentar escuchar a través de la puerta, sin levantarme de la cama, por miedo a las represalias de mis padres. Y rogando a mi hermana que dejara la puerta abierta de mi habitación para que, al menos, pudiera escuchar el programa.Todavía lo recuerdo como si fuera ayer.

Y hasta aquí puedo leer.

Anuncios
comentarios
  1. Antonio dice:

    ¡Gran artículo! Y muy “traumática” la experiencia del castigo… A mí también me pasó, pero con una repetición del domingo en 1992.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s