La Nochevieja más famosa

La Nochevieja más famosa

Acabar un año de una manera divertida, superficial y alegre no tiene nada de malo. Al contrario, bien recomendable es. Todos tenemos en mente alguna Nochevieja que nos marcó, impactó o dejó huella de una manera permanente. Yo, tengo dos.

Quizás la Nochevieja más famosa sea la de 1987, donde Sabrina sacó a pasear uno de sus pechos y se produjo un revuelo cuyo recuerdo dura hasta ahora. Vamos por partes.

A día de hoy, en mayor o menor medida, las cadenas de televisión simplifican su programación de Fin de Año a un programa de humor una hora antes de las Campanadas y a un especial de música y/o humor después de tan insigne evento que dura hasta altas horas de la madrugada. ¿Alguien recuerda qué programa de humor hubo la Nochevieja de 1987? No vale decir que uno de Martes y Trece porque eso era obvio. ¿Alguien se acuerda de qué actuaciones hubo ese año además de la de Sabrina?. Lo dicho, esa teta marcó un antes y un después en el imaginario colectivo de los Fines de Año. Ese 31 de diciembre de 1987, por la mañana, estaba escuchando los 40 principales y entrevistaron a Sabrina. Ese especial se había grabado ya (como tantos otros) y se corrió la voz de que enseñaba un pecho (¡lo que una teta no moviera en tan ilustre país!). Sabrina dijo que fue un accidente, cosas del vestuario, bla, bla…El caso es que ya se creó el morbo de ver qué pasaba. Sabrina cantó dos canciones. ¿En cual se le salió el pecho? No, esa no. El cerebro gasta malas pasadas… y si hablamos de recuerdos, más todavía. He aquí la prueba del “delito”:

1946750_640px

¡¡¡Pecho fuera!!!

 ¿Os habeís dado cuenta de la gran diferencia?. Si, en Boys la actuación es normal y en Hot girl saca a pasear su pecho fuera. Pero hay un detalle más importante que alerta de la premeditación de este supuesto desliz mamario. En Boys hay público (masculino, por supuesto) presente durante la actuación, pero en Hot girl no hay público asistente. ¿Fallo del realizador? Para nada. Una artista enseña un pecho y la reacción del público masculino es necesaria mostrarla. Pero si no hay no puede enseñarse. La ausencia de espectadores a tal momento hace pensar que todo estaba preparado para dar la campanada (nunca mejor dicho) esa Nochevieja. Como testigos sólo los trabajadores de TVE, y como promoción una entrevista en la radio previa filtración de ese desliz. Bueno, no estoy descubriendo el fuego ni inventando la rueda pero con todos estos datos se ve de otra manera ese momentazo de la historia de la televisión. Premeditado o no, historia es.

Logo del especial Nochevieja de 1988

Logo del especial Nochevieja de 1988

Tras esa Nochevieja tan comentada (incluso a mi tía, que vive en un bajo,a gritos le hicieron abrir bien la ventana desde la calle para poder ver botar las tetas de Sabrina) el siguiente especial de Nochevieja debía estar a la altura. Y vaya si lo estuvo, aunque no hubo top less de ninguna de sus artistas protagonistas. Se recurrió a otras grandes cantantes con pechos voluptuosos como Marta Sanchez con Ole Ole y Samantha Fox (la reina de los calendarios) que apartadas de una interpretación sexual optaron por una picardía inocente en el caso de Marta y una indumentaria neutra que no llevara la atención de los espectadores a ninguna parte anatómica concreta en el caso de Samantha. El humor y la música fueron los protagonistas de esa Nochevieja. Humor llevado por los ya mas que reconocidos Martes y Trece que ese año, intercalaban sus parodias musicales con actuaciones de artistas originales. Música de la tierra y de fuera de nuestras fronteras, pero todas con ritmo ya que la Nochevieja es para divertirse y bailar. Ahora muchos especiales incluyen numerosas baladas que hacen soporíferos esos programas. Artistas del momento como C.C.Catch (impresionante con Backseat of your Cadillac mientras unos bailarines retozaban en una piscina desmontable), Pet shop Boys con Domino dancing acompañados de unos performances ultramodernos que un año más tarde harían historia en la música española, ¡¡¡Loco Mia!!! (su primera aparición televisiva fue esa), Mecano, Duran duran, Bananarama, Azúcar Moreno…hicieron de ese especial de Nochevieja un ejemplo de programa para divertir y mover a la gente que lo estuviera disfrutando desde casa. Así debe ser.


Y así han ido pasando las Nocheviejas y sus programas especiales, creo recordar que al año siguiente La Trinca se encargó del especial postcampanadas y trajo a una Angela Cavagna desatada por enseñar un pezón (y de manera convulsiva) pero ya no fue lo mismo. De todas maneras, sobre todas estas artistas mamarias haré un especial próximamente. Desde que Martes y Trece dejaron de llevar el timón de las Nocheviejas en España, para mí ya no han sido las mismas, y hasta los especiales musicales han perdido frescura y diversión por lo comentado anteriormente de la inclusión de baladas en el repertorio festivo de una noche que, por definición, se debe tornar alegre, divertida y bailable, muy bailable. Asi que, disfrutad y Feliz Año Nuevo a todos/as/es.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s